Prólogo de la Autora, osea mio

 

Este libro se gestó con otro título; durante mucho tiempo lo llamé “El laberinto del miedo”. Laberinto como símbolo de la vida. Un laberinto en el que hay que adentrarse, llegar al centro para ver que el miedo esta ahí, entrar en contacto directo con él, sentirlo y tomar conciencia, para luego emprender el camino de vuelta  por la vida con todo lo aprendido, pero ya sin el miedo como motor de nuestros actos, simplemente actuando cada día con nuestras capacidades, reconociéndolas y utilizándolas para un bien propio y un bien común. Conocer nuestro miedo es un recorrido necesario que debemos hacer para el desarrollo del individuo y de la humanidad.

El recorrido lo hacemos hacía el centro como único camino, el camino del conocimiento. El laberinto es un símbolo lleno de magia, de expectativas, de viaje y de incertidumbre, como la vida.

laberintoPero,  al ver los  dibujos de Wille Poll, ( que me hizo especialmente para este libro), preferí ponerlos en la portada porque me parecen fantásticos y porque transmiten y le dan más sentido a todo lo que expreso en este libro. Tiene más sentido porque escribo sobre el sistema reptiliano, el de  nuestro instinto de supervivencia, el que nos impulsa a atacar o huir cuando estamos en  peligro y lo asocio a un Dragón.

El Dragón que llevamos dentro, nuestro miedo.

 paralizado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>